A nadie le pilla por sorpresa que en este podcast y desde esta web se rinde un importante culto a la PS Vita. Tampoco le sorprenderá al lector ver una esquela con portátil de Sony como protagonista. Desde el pasado E3 en el que no se vieron grandes referencias (una muy pequeña) a este sistema se ha venido anunciando la muerte de la Vita. Que uno de sus pocos exclusivos haya dado el paso a PS4 y que su secuela vaya solo para la sobremesa son algunos de los clavos en el ataud. Una vez pasado el trago del fallecimiento, solo queda añadir un ¿y?

¿Acaso que no se vayan a sacar más juegos para un sistema, que no es así, le resta diversión al mismo? Que se lo digan a mukita que disfruta como un niño con su AES de SNK aunque esté bien muerto y sobrepreciado en el mercado de segunda mano. O a framaraque está descubriendo la primera PlayStation gracias a, precisamente, la PS Vita. Que una consola deje de recibir juegos no merma su capacidad de entretenimiento. Es más, tal vez en algunos casos ayude a no distraerse con nuevos títulos y centrarse en los que están bien implementados.

Me compré una PS Vita despúes de su muerte. Y muy a gusto, oiga. Entre los juegos del Plus, varios clásicos de PSX y los indies del momento, estoy encantado. Sí, reconozco que caí en el choo choo de los cuatro amiguetes del podcast. Y se lo agradezco. Así puedo jugar al FIFA cuando me apetezca. O conocer Peace Walker. O redescubrir Hotline Miami en un sistema que le va como anillo al dedo. ¿Por qué basamos la valía de una consola en el futuro de sus títulos más que en lo que ya hay lanzado? Que, por cierto, en Reddit hay un hilo con sus próximos lanzamientos y no pinta mal el panorama.

do-you-like-hurting-people-yes

Da un poco igual el estado de la consola siempre y cuando puedas seguir disfrutándola en condiciones. Entiendo que haya gente molesta porque no es el sistema que se le prometió en un primer momento, conpequeños triples A y se ha terminado convirtiendo en un magnífico hogar de indies y versiones reducidas de juegos, pero que suelen llegar bien adaptados y listos para ofrecer horas y horas de diversión.

Así que por mi parte me voy seguir jugando con toda la saga Crash Bandicoot que he aprovechado las rebajas para hacerme con los dos títulos que me quedaban (y nunca me pasé en la PlayStation original), además del Driver y algún que otro clásico. A eso le añado el omnipresente FIFA y el estreno de Super Meat Boy para darle caña. Sí, la PS Vita estará muerta, pero le queda mucha marcha por ofrecer y yo no me la pierdo por nada del mundo.