Quienes ya me conozcan sabrán que soy incapaz de decir no a un buen indie en PS Vita. Siempre estoy rebuscando por la Store de PSN buscando algo interesante. Sin duda, hay un gran número de juegos llamativos anunciados por venir en algún momento de los que queda de 2015 y, los que se hacen de rogar, en 2016. Prometo que hablaré de ellos pronto, simplemente para compartir mi hype, pero hoy tenemos un protagonista que me tiene hipnotizado: Hyper Light Drifter.

Pero antes de hablar del juego en sí mismo, hablemos de su campaña de Kickstarter. El proyecto necesitaba 27.000 dólares para ser financiado, o al menos la propuesta original, que, inevitablemente, tuvo que verse estirada usando las mejores ideas de Alex Preston, su creador. Finalmente recaudó la desorbitada cifra de $645.158, casi 24 veces más de su petición. De este modo el juego amplió sus puertas a PS4, Vita, One y Wii U, además del ya planeado PC. Se acordaró contratar a más personal, nuevos encuentros contra jefes, más fases, mayor cantidad de objectos, modo cooperativo y online… La lista es larga. Así que por motivos obvios, lo que estaba planeado para salir a mediados de 2014 tuvo que ser retrasado para cumplir la casi infinita lista de nuevos objetivos.

Ahora bien, ¿qué es Hyper Light Drifter? Ya que probablemente mucha gente no lo conozca. HLD es un RPG de acción, donde la exploración juega un papel fundamental inspirado en juegos como A Link to the Past y Diablo. Y pese a que una mezcla así resulta muy atractiva, a mí lo que me tiene fascinando es su estética y atmósfera. Tal  y como narra la descripción en su página web, una aventura desde la tierra de los sueños y las pesadillas; un mundo devastado y olvidado lleno de peligros. Visualmente, su estética pixel art 2D me recuerda a juegos como Titan Souls o FEZ, con quien por cierto comparte compositor de banda sonora (Disasterpeace). Ese tipo de escenarios enigmáticos que, con sus detalles, tratan de rellenar los huecos de la historia.

El protagonista es un drifter, pensemos algo así como un nómada del futuro, que tiene acceso a tecnología que ya había sido olvidada, poniendo en contexto la magnitud del tiempo. La trama surge cuando este personaje se ve forzado a buscar entre las decadentes ruinas y peligros de antiguas civilizaciones en busca de una cura para su enfermedad. Un contexto interesante, pero lo realmente curioso es que esta historia está basada en la enfermedad de corazón que sufre Preston, su creador. Soy muy fan de ese toque personal que muchos videojuegos indies llevan en sus entrañas y este tipo de detalles me enamoran.

Al igual que en Demon’s Souls, por poner un ejemplo, habrá una ciudad nexo donde abastecernos de armas, materiales u obtener nuevas misiones. A partir de ahí el jugador podrá decidir su propio rumbo. No hay nada que te impida explorar allá donde quieras ir a explorar, pero recuerda, es peligroso ir solo.  Por suerte, Drifter cuenta con Sprite, un dron que le ayuda con el inventario, mantener los escudos e iluminar las zonas oscuras.

Según han revelado, el sistema de combate será sencillo y accesible, pero difícil de perfeccionar haciéndonos pasar momentos complicados cuando una decena de enemigos nos persiga. Drifter cuenta con un arma espada de energía, brutal en las cortas distancias, y un buen arsenal compuesto por pistolas, rifles y granadas como arma secundaria y de uso limitado. Un título de acción rápida entre esquivar, disparar y desmembrar.

[slider effect=”slideInLeft” pausetime=”3000″ autoplay=”true” navigation=”true”][/slider]

Por ahora no hay detalles sobre la fecha de lanzamiento, originariamente prevista para 2015. Hemos hablado con los chicos de Heart Machine y nos han confirmado que durante el PAX Prime (25-31 de agosto en Seattle) darán más información. Crucemos los dedos para que la espera sea corta.

hld