El próximo 15 de julio recibimos la remasterización de God of War 3 (PS4), una de las franquicias bandera de Sony, que ha acompañado a la marca desde PlayStation 2. Para poner en situación a los recién llegados a PS4, o a los que no tuvieron oportunidad de jugar a las anteriores entregas y quieran saber qué está pasando, repasamos la historia que rodea a Kratos.

NOTA: este artículo incluye spoilers y detalles del argumento de todos los juegos de la saga hasta God of War 3, incluyendo God of War Ascension dada su condición de precuela. Si no has jugado a alguno y tienes pensado hacerlo, recomiendo que saltes las secciones correspondientes a ese juego.

 

¿Quién es Kratos? 

Es el protagonista de la saga, un espartano criado y entrenado como solía hacerse con todos los niños fuertes de la antigua Grecia, para que cumplieran su destino como guerreros. Kratos no conoce a su padre y tiene un hermano gemelo (Deimos). Este último es secuestrado por Ares (Dios de la Guerra) al nacer, dado que es portador de una marca, que según una predicción del Oráculo, lo destinará a la destrucción del Olimpo.

Una vez completado su entrenamiento, Kratos se convierte en general del ejército espartano. Durante esta etapa, Kratos se casa con Lisandra, con la que tiene una hija llamada Calíope. Tiempo después llega a convertirse en el general más importante del ejército espartano y jura acabar con todos los enemigos de Esparta. Pero un día, en una batalla contra un ejército de bárbaros liderados por Alrik, los hombres de Kratos se ven superados en número, siendo totalmente aniquilados. Arrinconado por Alrik y a punto de morir, Kratos pide ayuda a Ares, el Dios de la Guerra, ofreciéndole su alma y vida a cambio del poder necesario para ganar la batalla. En ese momento Ares responde a su petición y le hace entrega de las Espadas del Caos. Estas se funden con sus brazos por medio de cadenas con el fin de representar el pacto eterno que ha realizado con el Dios de la Guerra. Finalmente Kratos, haciendo uso de estas armas y del poder obtenido, acaba con Alrik y con todo su ejército.

 

1259170505384_f

 

La vida cambia totalmente para Kratos cuando sucumbe al poder de Ares, quien lo usa como mercenario encargándole misiones de conquistas, asesinatos y destrucción. Todo su ejército adquiere este poder y cada vez usan tácticas más salvajes sin poder controlar la ira. En una de esas misiones se le encarga arrasar con una aldea que se interpone en los planes de Ares. Al llegar a ella, Kratos le prende fuego, y en su sed de violencia y gloria se dirige al templo para destruir las imágenes de otros Dioses. Por el camino se encuentra con el oráculo del pueblo, que le advierte que dentro del templo solo encontrará su propia destrucción. Kratos hace caso omiso de esta advertencia y como será costumbre de ahora en adelante en todo el relato, el espartano asesina brutalmente al Oráculo y a todos los presentes.

Una vez dentro de la capilla, Kratos, sediento de sangre, continúa asesinando a todo el que se interpone en su camino. Pero una vez asestados los últimos golpes de espada, se da cuenta de que dos de sus víctimas son precisamente Lisandra y Calíope, su familia. Kratos vuelve en sí destrozado por la atrocidad cometida, y como castigo de los dioses por su acto, llevará las cenizas y la sangre de mujer y su hija marcándole de por vida. Arrepentido por lo sucedido, Kratos renuncia a seguir siendo la marioneta de Ares, pero el Dios de la Guerra le revela que el asesinato de su familia formaba parte de sus planes para despojarlo de toda conexión de afecto humano y así convertirlo en el guerrero perfecto. Obviamente, conociendo el carácter de Kratos, éste no se lo toma demasiado bien y jura venganza contra Ares. Este es el principio del fin.

 

84CA543FE

 

God of War: Ascension (PS3)

Seis meses después del asesinato de su familia, Kratos sigue atormentado por las constantes visiones. Avisado por Orkos, hijo de Ares, descubre que estas visiones están siendo producidas por las Furias, encargadas de castigar los pecados producidos contra los dioses, por lo que Kratos emprende un viaje hacia el templo de Delfos para encontrar a un Oráculo que le mostrará la verdad y le librará de la maldición.

Justo al llegar al templo, el Oráculo es atacado por Pólux, un enviado de Ares para conseguir asesinarlo y que de esta manera no pudiera revelarle la verdad al espartano. Kratos, haciendo uso de sus habilidades para la negociación, ajusta cuentas con Pólux y logra hablar con el Oráculo unos minutos antes de que muera. Éste le dice que ha de viajar en busca de los ojos de la verdad, un objeto mitológico que le ayudará a descubrir qué le está pasando realmente.

 

Kratos_encadenado_-_God_of_War_Ascension

 

 

Kratos llega a la morada de las furias dispuesto a acabar con ellas, pero descubren que Orkos ha estado ayudándolo desde el principio y mediante engaños logran capturar al espartano. Retenido en una celda en la prisión de los malditos, es torturado a diario con más alucinaciones y ataques físicos. Un día, Megara, una de las tres furias, empieza a torturar a Kratos golpeándolo con todas su fuerzas. Consecuencia de estos golpes rompe accidentalmente una de las cadenas, lo que permite a Kratos liberarse y emprende una lucha contra Furia, a la que finalmente consigue aniquilar de manera muy violenta.

Sin saber cómo, Kratos despierta en su hogar junto a su mujer y su hija, pero no tarda en descubrir que se trata de una ilusión proyectada por Tisífone, otra de las tres furias. Tisífone le intenta convencer de que puede vivir en esta ilusión permanentemente, para ello tan solo debe volver junto a Ares. Pero por supuesto Kratos no defrauda y se niega: prefiere vivir en la realidad y ser consecuente con sus actos. Las dos Furias deciden atacar, y tras una dura lucha con una especie de Krakken incluido, el espartano aniquila bestialmente a las hermanas, destrozando y hundiendo también la prisión de los malditos.

 

Megera

 

Finalmente, Kratos regresa a su casa en Esparta, donde se reúne con Orkos por última vez, quien fue nombrado en el nuevo guardián del juramento antes de la muerte de las Furias. Éste le explica que para librarse de su pesadillas debe matarlo, y aunque en un primer momento Kratos se niega, acaba dando rienda suelta a su ira, esperando que así todo su sufrimiento acabe definitivamente.

Pero ahora las alucinaciones de Kratos, lejos de cesar, están presentes en su mente de una manera más intensa y constante. Nuestro espartano es consciente de que nunca podrá redimirse de sus pecados… pero sí vengarse de quienes le han traicionado.

God of War: Chains of Olympus (PSP)

Kratos, ahora aliado de los dioses, realiza todo tipo de misiones y servicios para estos bajo la promesa de que podrán ayudarle con sus visiones. Una de estas misiones lo lleva hasta Ática, donde se está librando una guerra contra el ejército persa, con el objetivo de acabar con su rey y así parar el ataque. Al finalizar la batalla, un Kratos victorioso observa cómo el Sol cae, literalmente, cerca de la ciudad de Maratón.

godowar

 

Tras llegar a la zona del impacto,  Atenea, que ahora le sirve de guía y ayuda, le explica a Kratos que Morfeo (Dios del Sueño) pretende sumir al Olimpo en un sueño profundo para poder dominar el mundo. De este modo los dioses le encargan una nueva misión, una digna de nuestro antiheroe espartano, devolver el Sol a su lugar. Para realizar esta tarea, nada fácil incluso para Kratos, debe viajar hasta el templo de Helios (Dios del Sol). De camino, se encuentra con Eos, hermano de Helios, y le informa que este ha sido secuestrado por el titán Atlas, por lo que para poder rescatar al dios cautivo ha de utilizar sus caballos, los únicos capaces de encontrar a su amo.

Por si todo esto fuera poco, Kratos, mientras atraviesa las nieblas de Morfeo a bordo del carro de Helios, vuelve a revivir el fatídico momento que dio comienzo a su tortura a través de unos sueños provocados por un sonido parecido a la flauta que hacía sonar Caliope. Al despertarse, se da cuenta que se encuentra en el Hades, por lo que decide continuar su investigación en el inframundo.

Persefone2

 

Su viaje lo llevará, tras muchas batallas y una breve visita al Tártaro, a encontrarse con Perséfone, la mujer de Hades, quien es consciente de las visiones que atormentan a Kratos. Aprovechando esta situación, le propone al espartano liberarlo de sus pesadillas a costa de perder sus poderes divinos, algo a lo que Kratos accede sin pensarlo. De repente, Kratos despierta en los Campos Elíseos junto a su hija.

Pero Perséfone revela sus auténticos planes. Fue ella quien convenció a Morfeo para que extendiera su manto de ensueño. Fue ella quien secuestró a Helios. También fue ella quien liberó a Atlas para que, con el poder del sol en sus manos, pudiera destruir el pilar que sostiene La Tierra, y así acabar con toda vida humana y divina. Así que Kratos, sintiéndose engañado una vez más y viéndose desprovisto de sus poderes, abandona los Campos Elíseos y pone fin a la situación de la mejor manera que sabe hacerlo: matando a todo aquel que se le interpone. De esta manera acaba con Perséfone y vence a Atlas, quien en un último instante le dice que los dioses nunca le ayudarán, únicamente lo utilizarán para sus fines. El titán acaba pagando su traición sosteniendo el pilar eternamente. Kratos vuelve a tener sus poderes y continua al servicio de los dioses, pero el destino le depara otro encuentro con Atlas.

God_of_War-Ascension_24b

 

Hasta aquí, de momento, la historia de venganza y violencia de Kratos. Continuará.