¿Qué ocurre cuando mezclas Metal Gear Solid, Pac-Man, Portal y todo el panorama sociopolítico actual?

Volume es el nuevo juego de Mike Bithell, afamado desarrollador indie conocido por Thomas Was Alone. En él, encarnamos a Robert Locksley, un joven youtuber ladrón que encuentra un generador de hologramas llamado Volume y una IA desfasada que se utilizaba para entrenamientos militares.

Volume1

Con ese equipo monta una sala virtual dentro de un almacén abandonado, desde el cual retransmite por internet simulacros virtuales de robo en las casas y oficinas de personajes ricos e influyentes de una Inglaterra futurista. Todo esto con el propósito de que los espectadores aprendan y le imiten para reclamar la riqueza que el gobierno les ha robado.

Sí, la historia te suena. Se trata de una versión actualizada del mito de Robin Hood.

El juego en sí resulta ser bastante sencillo. Tenemos 100 niveles en vista isométrica en los que nuestra tarea es recoger una serie de gemas mientras evitamos ser detectados por los guardias. Hay una serie de gadgets a nuestra disposición que ayudan a distraer, inutilizar o esquivar enemigos, pero en ningún momento podemos eliminarlos.

Aquí es donde la premisa del juego empieza a flaquear. Volume intenta mezclar los mejor de los juegos de sigilo y lo mejor de los juegos de puzles, pero acaba diluyendo ambos géneros en el proceso. Si bien utilizamos el sigilo para resolver los niveles, nunca llega a ser más que el método por el que resolvemos un camino predefinido de principio a fin y que difícilmente va a cambiar si decidimos repetir el nivel. Siempre podemos intentar conseguir resolver el nivel más rápido (los leaderboards son para eso), pero la ruta que seguiremos será casi siempre la misma; no hay alternativas.

Los gadgets son bastante originales. Desde un generador de sonido que podemos lanzar y rebotar en paredes hasta una especie de mina láser que aturde a los enemigos durante unos segundos. El juego solamente nos permite llevar un gadget a la vez, pero en algunos casos nos permite elegir uno u otro para resolver un nivel. El problema es que la mayoría de veces suele estar bastante claro cuál es la mejor opción, por lo que acaba siendo una falsa sensación de libertad.

[quote author=”” source=””]La historia de Volume parece haber sido concebida una vez la base del juego se había terminado.[/quote]

El juego coloca checkpoints en cada zona del nivel para que si morimos podamos reiniciar en ese punto sin penalización alguna. Lo malo de este sistema es que se puede explotar para reiniciar la IA de una zona en caso de que hayamos fastidiado el plan; y no perdemos el progreso que hayamos conseguido. Esto le quita seriedad al asunto y además rompe con la narrativa del juego, ya que difícilmente alguien que esté copiando a nuestro personaje para robar una casa puede utilizar un sistema de checkpoints. También se dan situaciones en las que la única forma de llegar a la salida pasa por alertar a los guardias en el último segundo y pisar rápidamente la casilla de salida, lo cual hace imposible ser completamente sigilosos en algunos niveles.

Volume2
Llegamos con esto a mi mayor problema con el juego: la historia. La historia de Volume parece haber sido concebida una vez la base del juego se había terminado. Pese a ser bastante interesante (¿a quién no le gusta la sci-fi distopica?) la forma de contarse es aburrida. A medida que vamos avanzando niveles nuestro protagonista, la IA y el antagonista del juego (con voz de Andy Serkis, nada menos) mantienen conversaciones en pequeñas ventanas de texto y voz. Estas conversaciones no afectan para nada al juego, ya que los niveles van aumentando su complejidad de forma paralela sin una narrativa definida y con localizaciones completamente arbitrarias. Incluso una de ellas es un guiño a Pac-Man.

También hay trozos de historia contadas a través de e-mails y otras notas que encontramos aleatoriamente colocadas en los niveles, sin una justificación real para estar colocadas donde están. Esto refuerza la impresión de que la historia queda en segundo plano, puesta como una excusa para motivarte a seguir adelante utilizando un gancho ideológico que no llega a funcionar del todo bien.

Volume3
Sin embargo, hay otra capa de la historia que me ha parecido interesante. Nuestro personaje es, en esencia, un Youtuber emitiendo “Let’s Play” en directo; y en algunos momentos del juego se citan las reacciones del espectador común a lo que nuestro “héroe” está haciendo. Estas reacciones van desde el fan que cree ciegamente en el trabajo que Rob está haciendo hasta el troll con voz de rata que critica la acción con un tono de superioridad moral, insultos y el “yo lo haría mejor” que nunca puede faltar. Hay incluso un cameo de Jim Sterling, conocido crítico de videojuegos. Este aspecto es hasta más relevante al panorama actual que la historia central del juego, jugando con el mundo del estrellato en Youtube, las críticas y el ego; y es que Rob a veces parece estar disfrutando más de la atención recibida que del trabajo de justicia social que está intentando llevar acabo.

Donde triunfa Volume es en su presentación visual. El estilo holográfico con colores vivos funciona francamente bien y me fascina la representación visual de los sonidos, que desplazan físicamente los polígonos del área de efecto. Todos los efectos visuales que el juego utiliza para guiarte tienen clase y estilo, con un toque minimalista a la par que futurista. El juego incluye 100 niveles, pero cuenta con un editor para poder crear nuestros propios mapas. No tardaremos en ver niveles hiper-complicados que realmente expriman las posibilidades de las mecánicas del juego.

Volume4

Volume es un buen juego, pero da la sensación de que tras el éxito de Thomas Was Alone Bithell ha querido hacer un juego demasiado ambicioso para los medios de los que disponía. El resultado es un juego de puzles primero y de sigilo después, con una historia pegada con celo y poca rejugabilidad, pero que rezuma estilo, clase y ganas de que el buen diseño vaya por delante.

Volume está disponible para Windows, Mac y PS4. Aparecerá en Vita pronto.

[author name=Volume” image=”http://www.newgameplus.es/wp-content/uploads/2015/06/Nota_7.jpg” facebook=”” twitter=”” google=”” linkedin=”” website=”” name_text_color=”#e321af” background=”#ffffff”]Pese a su pobre narrativa, Volume cumple con un diseño limpio, enfocado y unas mecánicas bastante adictivas; aunque es más juego de puzles que de sigilo.[/author] 

[panel title=”Sorteo” background_color=”#de3179″ text_color=”#ffffff”]En New Game Plus queremos sortear una clave de Volume para PC/Mac entre todos los que comentéis en este post hasta el 27 de Agosto.

¡Solamente tienes que dejar un comentario para participar![/panel]