Transformers es para muchos una de las series que con más cariño se recuerda. Por suerte también es una de las licencias que mejor trato ha recibido en sus adaptaciones a los videojuegos. Cuenta con algunos juegos sobresaliente como Fall of Cybertron y su predecesor. Pero la última entrega nos dejó un sabor de boca un tanto agridulce. Transformers: Rise of the Dark Spark no llegó a las cotas de calidad que nos tenían acostumbrados en los últimos juegos. Y así, sin hacer demasiado ruido, fue anunciado Transformers Devastation en el último E3. Si algo podía emocionarnos y hacernos confiar en que el resultado final sería una de las mejores – si no la mejor – adaptación de la licencia, era que había caído en manos de Platinum Games.

¿Y como es un Transformers desarrollado por Platinum Games? Pues justo como lo imaginaba. Rápido, frenético, intenso, directo y contundente. Buen control, buen acabado, pulido y con la mejor generación de Transformers: G1. Todo ello con un aroma que recuerda a las mejores aventuras de acción de la gloriosa PS2.

01

Pero vayamos por partes. La historia que nos propone Platinum Games es todo un homenaje a la serie original. Creedme, es un viaje a nuestra infancia. Todo empieza con una genial cinemática que nos cuenta como Megatron ha encontrado un arma oculta que estaba enterrada desde hace largo tiempo atrás. Con ella piensa conquistar la Tierra y crear una Cybertron nueva. Pero claro, esto es algo que Optimus, Bumblebee (el pequeño escarabajo y no esa horrenda versión de la gran pantalla) y sus compañeros no van a permitir. De acuerdo, no es el argumento más rebuscado, ni siquiera original. Pero es perfecto para la acción que nos propone el juego. La estructura del juego se compone de fases de acción y cinemáticas. Estas últimas, sin ser especialmente importantes, si que nos servirán para hilar la historia y darnos un respiro entre fase y fase. De este modo el juego se divide por capítulos, 7 en concreto, que nos darán una duración de entre 5 y 6 horas dependiendo de nuestra habilidad machacando Decepticons. Quizás parezcan pocas horas, pero se compensan por el alto nivel de acción y frenetismo que contienen. Acción concentrada.

Con el pad en las manos nos encontramos con un sistema de combate basado en ataque rápido y ataque fuerte. Combinandolos haremos combos alucinantes prácticamente desde que empezamos a jugar. Lo cierto es que en todo momento se aprecia que el juego apuesta por lo espectacular aunque para ello deba sacrificar algo de complejidad en el control. Pero que nadie se asuste. El sistema de combos es bastante profundo y variable dependiendo del arma que tengamos equipada. Además contamos con un botón de esquiva que también hace las veces de “especial”. Cuando realizamos un combo completo nos aparece un indicador. Si pulsamos el botón en el momento preciso realizaremos un ataque especial transformados en vehículo. Esto además de infringir una gran cantidad de daño a nuestro rival, reinicia el combo -que no el multiplicador de golpes- permitiéndonos encadenar otra lluvia de tortas.

02transformersPero no todo es repartir golpes a diestro y siniestro. El botón de esquiva tiene una gran importancia. Sobretodo al enfrentarnos a los enemigos más duros o en los niveles más altos de dificultad. Si en el momento apunto de recibir un ataque esquivamos, entraremos en el modo concentración. Todo se ralentizará excepto nuestros movimientos. Algo que nos dará una ventaja super importante en los combates. Y aquí es donde reside la clave del juego. Dominarlo nos permitirá realizar combos impresionantes, minimizar el daño que recibimos y además quedarnos alucinados con las animaciones. Por si fuera poco todo esto, nuestros Autobots están equipados con armas de fuego. Con los gatillos, al más puro estilo shooter, podremos activarlas/apuntar y disparar. Tanto a pie como recorriendo la ciudad a toda velocidad transformados en vehículo.

El diseño de niveles, que esconde infinidad de extras y secretos, está pensado para que avancemos destrozando todo a nuestro paso mientras luchamos. Bien en zonas tipo “arena” en la que enfrentarnos a los enemigos o en otras pasilleras, el juego no cesa la acción. Es cierto que esta estructura puede hacerse algo repetitiva hacia la mitad de la aventura, pero todo sea dicho, también hay variedad de situaciones no relacionadas con el combate directo. Nos veremos envueltos en persecuciones a toda velocidad donde no siempre somos los perseguidores. Otras zonas donde debemos combinar nuestras habilidades para resolver algunos pequeños puzzles. Secciones de plataformeo, sencillo, pero entretenido. Y partes donde se nos brinda la oportunidad de explorar zonas tranquilamente para encontrar las decenas de coleccionables escondidos.

36190303transformersdevastationlaunchtrailerign-1444151488768

Cuando acabemos un capítulo podremos mejorar y equiparnos en el Arca. Aquí además podremos seleccionar -una vez desbloqueados- a uno de los 5 personajes jugables para afrontar la misión. Elección que será de vital importancia dado que cada uno cuenta con un estilo de juego bastante diferenciado. Podremos equiparlos con 4 armas. Dos cuerpo a cuerpo y 2 de fuego.  También podremos mejorar estas armas fusionandolas, invirtiendo “dinero” en mejoras, desarrollando unos chips que otorgan power ups para nuestros Autobots y comprar o vender objetos y equipo. Y llegamos a la parte que más me ha disgustado del juego. La gestión de armas y recursos. El menú es poco intuitivo y lioso. Además el sistema de fusión de armas es lento. He llegado a pasar más de 15 minutos fusionando armas, dado que el proceso se ha de realizar desde el principio cada vez.

En cuanto al apartado técnico decir que me he sentido sorprendido. Y para bien. El juego luce fantásticamente. Es cierto que peca de ser un juego intergeneracional y eso hace que a veces se le descubran sus vergüenzas. Pero su diseño artístico es una auténtica delicia para los fans de la serie. La fidelidad de los personajes es genial. Las animaciones nos harán creer que estamos viendo un capítulo en la televisión. Además de efectos de luz, fuego, energía. Aunque no todos los personajes son fieles a los diseños originales, como por ejemplo Menasor, se nota el mimo y cuidado que ha tenido Platinum Games con la adaptación. Por destacar algo no tan notable, los escenarios se sienten vacíos y sin demasiado detalle. No son demasiado interactivo y se reutilizan muchos elementos.

Y por último y no menos importante el apartado sonoro. A la altura del conjunto con una buena banda sonora, cañera y frenética. Efectos de sonido extraídos directamente de la serie original que a más de uno le pondrán la piel de gallina. Y con un doblaje en inglés excepcional. El propio Peter Cullen, doblador original de Optimus Prime, le presta la voz de nuevo en esta aventura. El juego no está doblado al castellano, pero sí los textos, perfectamente localizados.

ss_7cc2d33f53b3e032e7f832adaf98afa04e8103d8.1920x1080

Transformers: Devastation es un viaje en el tiempo para todos los amantes de la serie, en especial de G1. Un ataque directo a nuestra nostalgia y nuestros recuerdos. Pero además es un juego de acción que funciona tremendamente bien. Sólido, divertido, frenético y fiel a la licencia. Un Hack and Slash que ningún fan del género debería perderse, independientemente de si le gusta o no Transformers.

Análisis Transformers Devastation
Nostalgia en estado puro. Sistema de combate accesible y completo.Apartado sonoro, con algunas voces originales.Los controles funcionan a la perfección. Frenético, intenso y divertido de principio a fin...
... salvo algunos tramos que se antojan algo vacíos y repetitivos. La gestión de inventario. Tediosa y poco intuitiva.Algunos detalles técnicos no están a la altura del conjunto.
7Nota Final
Puntuación de los lectores 2 Votos
7.5