El test de Turing es una prueba para conocer la habilidad de una máquina para hacerse pasar por una persona. No es tan importante pensar como tal pero conseguir que el interlocutor sea incapaz de afirmar si está manteniendo una conversación con otro ser humano o una inteligencia artificial. En ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, la novela en la cual se basa Blade Runner, la mejor forma de discernir sobre si un individuo es un replicante es aplicar la prueba ficticia de Voight-Kampff, basada también en el test Turing, pero enfocada a la empatía. Esta premisa, junto con otros conceptos filosóficos, es lo que hace de The Talos Principle un título realmente interesante.

Lanzado a finales del año pasado, The Talos Principle rápidamente se convirtió en uno de los juegos para PC más sorprendentes de 2014. Más de uno levantó las cejas de asombro al encontrarse con la seriedad del argumento que presentaba Croteam, conocidos por los alocados Serious Sam, junto con Devolver Digital. Al indagar un poco, todo cobra sentido cuando descubrimos que la historia ha sido en parte escrita por el responsable de FTL (Faster Than Light) y The Swapper. En este último, ya pudimos saborear ciertos dilemas morales y existenciales entre la relación cuerpo, mente y clonación. The Talos Principle expande ahora sus fronteras en PlayStation 4 con una edición digital completa que incluye su único DLC, Road to Gehenna.

TheTalosPrincipleDeluxeEdition01

La primera impresión es que estamos ante un juego de puzles en primera persona estilo Portal. Los niveles están ambientados en restos de grandes civilizaciones al mismo tiempo que encontramos tecnologia futurista por doquier. Un paseo ambientado en Grecia, Egipto o la la Europa medieval. Pero todo cuanto nos rodea parece artificial, incluso podemos apreciar glitches ¿Dónde estamos? Es una de las preguntas que resonarán en tu cabeza mientras juegas. Parece un gran entorno de simulación con un propósito mayor que todavía no somos capaces de comprender.

En esta ocasión GLaDOS tiene una voz masculina y viene en forma de abstracta deidad que se hace llamar Elohim. Intangible pero omnipresente, la voz de Elohim nos guiará con buenas palabras por el camino correcto hacia la resolución de pruebas, así como se mostrará iracundo y castigador si hacemos aquello que no debemos hacer. Nuestro paraíso tiene su propio árbol prohibido que no debemos visitar, pero eso ya depende de la voluntad de cada jugador.

El protagonista del juego es una maquina antropomórfica, inteligente, consciente de sí misma y con inquietudes. Elohim quiere que resolvamos las pruebas que nos han sido presentadas, pues así ha de ser y es la forma en la que seremos mejores. Así hacemos, ¿qué otra cosa si no? pero la trama escondida que se va formando en The Talos Principle nos invita a que seamos la oveja descarriada que desobedece a su pastor, para bien o para mal. El mundo que nos rodea nos da pistas de que no somos el primer individuo que pasa por aquí con el mismo cometido. Hay decenas de mensajes QR de sujetos anteriores a nosotros. Mensajes de desesperación, de preguntas, de fe. Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿somos especiales o simplemente uno más en la cadena?

El objetivo de estos puzzles es conseguir tetrominos, o piezas de Tetris, que llaman sigilos. Las piezas, al fin y al cabo, son llaves necesarias para abrir accesos a nuevas zonas al acumular varias de ellas. Estas figuras se clasifican en colores verde, amarillo y rojo para indicar la dificultad del reto. Mientras que las más difíciles pueden suponer un verdadero dolor de cabeza, al mismo tiempo suponen una dosis de satisfacción al resolver cada una de ellas. La curva de aprendizaje es agradable. Poco a poco nos familiarizamos con los elementos habituales al mismo tiempo que se van introduciendo nuevas herramientas. En total, 120 acertijos y muchos huevos de Pascua difíciles de encontrar pero que merecen la pena encontrar.

TheTalosPrincipleDeluxeEdition02

Cuando empecé a jugar pensaba que estaba ante el típico título de 4-8 horas de duración, pero nada más lejos de la realidad. Bien es cierto que la duración es dinámica dependiendo nuestra capacidad de resolución, pero fácilmente estamos hablando de al menos 20 horas. Lo cual me ha supuesto un inconveniente. La velocidad a la que resolvía las pruebas no era suficiente, ansiaba conocer cómo se desarrollaba la trama. The Talos Principle plantea una narrativa fascinante en la que las palabras “persona”, “individuo”, “conciencia”, “alma”, “moral” o “empatía” forman la columna de carga. Irremediablemente terminaremos cuestionandonos conceptos con los que algún día la humanidad tendrá que lidiar. Una historia que me atraía más que el propio juego de resolver pruebas en sí. Mi única obsesión era avanzar en ella todo lo posible, pero los sigilos eran un ancla que frenaban mi curiosidad. Especialmente hacia el final, donde todas los retos son terriblemente complicados.

En resumidas cuentas, lo que Elohim espera de mí es que resuelva todos las pruebas y esto exactamente es lo que yo termino haciendo, por unos motivos o por otros, pero ¿acaso importa?

Análisis The Talos Principle: Deluxe Edition
Variedad en dificultad y elementos de las pruebasArgumento original y fascinanteCompletamente en español
Se puede hacer demasiado largoAlgunos retos pueden desesperar a cualquiera
9Nota Final
Puntuación de los lectores 9 Votos
8.6