Aviso: Este análisis contempla solamente el modo campaña de Halo 5. No hemos probado el multijugador y por ello la puntuación final no refleja ese aspecto del juego.

En 2001 compré una Xbox original con el único propósito de poder jugar a Halo antes de que apareciese en PC meses más tarde. Desde que vi el primer trailer en Macworld 1999 (si, Halo era originalmente un juego para Mac) quedé completamente enamorado de la idea de un shooter de ciencia ficción alejado del estilo serio ultra-realista de otros títulos parecidos. Colores vivos, vehículos, escenarios abiertos, referencias a Aliens y una de las mejores bandas sonoras que había escuchado hasta la fecha.

En 2004 piratee mi Xbox, arriesgando mi cuenta de Live, para poder jugar al Halo 2 en inglés mientras esperaba a recibir mi copia física desde UK solamente para evitar el doblaje en español neutro que salió en España.

En 2007, viviendo en Francia, tuve que utilizar una combinación de 3 autobuses y andar media hora bajo la lluvia para llegar al almacén de FedEx en el que se encontraba mi copia de Halo 3, que no habían podido entregarme el día anterior por no estar en casa. Al mismo tiempo, recibía en España la versión coleccionista con la replica del casco de Master Chief.

¿Que tiene Halo que me fascina tanto? No sabría elegir una sola cosa. Por un lado el personaje de Master Chief; un supersoldado con armadura que salva el mundo regularmente con una actitud de “bueno, es mi trabajo” y que tiene una entrañable relación con una IA sarcástica.

Por otro lado el diseño de escenarios; zonas abiertas con mucha naturaleza mezclada con estructuras alienígenas y unos paisajes alucinantes.

El gameplay, con una IA que anticipa tus movimientos, esquiva tus granadas y te intenta pillar por sorpresa mientras tu asaltas los niveles a pie o en vehículo.

Pero si tengo que elegir un solo elemento que me hace volver a la saga una y otra vez, es la música. Lo que Marty O’Donnell y Michael Salvatori consiguieron con esa BSO fue elevar Halo de “buen juego de acción sci-fi” a “oh dios mío esto es lo más épico que he jugado en mi vida”.

Cuando Bungie traspasó Halo a 343 Industries por un lado me entristecí y por otro lado albergaba la esperanza de que revitalizasen la saga y comenzasen un nuevo camino manteniendo la esencia de lo que hacia a Halo ser Halo.

Halo 4 fue decepcionante. Un villano mal planteado, un final repetitivo y una historia mal contada que se sumaban a una banda sonora completamente diferente, sin los temas clásicos y con un estilo “techno” que poco pegaba con el juego. Pese a esto, disfruté lo que pude y pasé días buscando por internet información de la historia para rellenar los huecos que el juego no me había dado.

Este año toca Halo 5: Guardians.

cinemaitc

Admito que mi acercamiento a Halo 5 ha sido bastante escéptico. Tras la decepción de la entrega anterior no sabía que esperar de este. Halo 4 acaba la historia comenzando un nuevo arco histórico para el Jefe Maestro y todo indicaba que Guardians continuaría la historia por ahi, dejando de lado todo lo anterior.

En la cinemática inicial del juego conocemos al Spartan Jameson Locke (interpretado por Mike Colter), un antiguo agente de ONI convertido en Spartan del programa IV que lidera el equipo Osiris. En el equipo Osiris encontramos también a Buck (interpretado por Nathan Fillion haciendo de Nathan Fillion) un antiguo conocido si has jugado a Halo 3: ODST y que también ha sido ascendido a Spartan. Los últimos dos integrantes del equipo son Holly Tanaka y Olympia Vale, que al parecer aparecen en algunos de los comics y libros del universo Halo.

nathan

¡Es Nathan Fillion! ¡Haciendo de Nathan Fillion!

La primera misión nos manda a rescatar a la Doctora Halsey, la creadora del programa Spartan, por razones poco claras. Ahí es donde empiezan los problemas narrativos del juego. Si has leído los libros, los comics y visto las series o demás contenido extra es probable que sepas perfectamente lo que está ocurriendo en el juego, pero si vienes de jugar al Halo 4 el comienzo del 5 es desconcertante. ¿Quién son estas personas y por qué están haciendo lo que están haciendo?

Las conversaciones entre los miembros del equipo dan un poco más de contexto a medida que vas jugando, pero muchas veces estás demasiado ocupado disparando como para prestar atención al pequeño trozo de dialogo que da pistas sobre los orígenes de los personajes que te acompañan.

Y es que en Halo 5 vas a acompañado de tu equipo durante todo el juego, tanto en las misiones con el equipo Osiris como en las que controlas al equipo Azul. Esto sirve para poder jugar la campaña de forma cooperativa entre 4 personas, que probablemente sea lo mejor del juego, porque cuando juegas solo sirve más bien de poco. Para todo lo buena que es la IA de los enemigos, la de tus compañeros es francamente mediocre.

En la mayoría de situaciones tus compañeros se quedan siempre detrás de ti y solo avanzan cuando les marcas algún objetivo al que atacar. Incluso así, suelen quedarse atrás, estropeando un poco la sensación de ser parte de un equipo más grande ya que apenas los ves actuar. Para colmo, suelen lanzarse contra los enemigos de forma despreocupada y acaban perdiendo la vida, obligándote a ir a salvarles mientras intentas mantener a raya a los que te disparan.

En Halo 5 morir no significa tener que reiniciar el combate, si no que quedaremos tirados en el suelo a la espera de que alguno de nuestros compañeros venga a salvarnos en el plazo de varios segundos antes de morir definitivamente. Personalmente agradezco el cambio, ya que ayuda a eliminar frustraciones en zonas con muchísimos enemigos en las que repetir se vuelve algo tedioso. El problema es que como la IA de nuestros compañeros no es especialmente buena, hay veces en las que se nos acaba el contador de tiempo antes de que alguno de ellos llegue a salvarnos; o vienen corriendo a salvarnos mientras hay 2 o 3 enemigos encima de nuestro cuerpo que no se molestan en eliminar, muriendo ellos también.

El combate ha evolucionado. Las nuevas armaduras de Spartan incluyen jetpacks que podemos utilizar para esquivar ataques lateralmente o propulsarnos hacia delante y atrás. Ademas todas las armas tienen mirilla apretando el gatillo izquierdo; y si lo pulsamos mientras estamos saltando, el jetpack se activa permitiéndonos levitar durante unos segundos mientras disparamos.

masterchiefvertical

Los propulsores nos dan nuevas posibilidades de movernos por el escenario.

El jetpack también nos permite hacer un devastador ataque cargando desde el aire y aterrizando con fuerza, matando a los dos o tres enemigos que tengamos alrededor; y un ultimo movimiento pulsando RB mientras corremos (en Halo 5 hay botón de correr) para hacer una carga contra enemigos o contra ciertos trozos destructibles del escenario. Además podemos agarrarnos a cornisas para subir a plataformas que estén demasiado altas o a las que no hayamos llegado bien saltando.

Todos estos añadidos al gameplay del juego son bienvenidos y hacen del juego mucho más dinámico y táctico. Junto con un gunplay mejorado gracias a las mirillas y a la sensación de las armas, te hace sentir como un verdadero supersoldado capaz de convertir la muerte en un arte.

Una vez pasamos la primera misión el juego nos introduce al equipo Azul. Este es el punto en el que mi fanboy interior se dispara, ya que el equipo Azul es el grupo de spartans del Jefe Maestro en el libro “Fall of Reach”, que cuenta el origen de los mismos y sus primeras misiones.

Junto a John 117 están Fred, Kelly y Linda. Es el momento que muchos habíamos esperado, jugar con este escuadrón. Hay que saborearlo bien, porque el equilibrio entre misiones jugables con cada equipo está seriamente sesgado hacia el equipo Osiris, que protagonizan casi todos los niveles del juego.

Tras esta primera misión con el equipo Azul, la historia comienza a encauzarse por donde el marketing del juego anticipaba. El Jefe Maestro hace algo que a los jefes de ONI no gusta y rechaza una orden directa. Esto enfada a ONI, que envía al equipo Osiris en modo búsqueda y captura del equipo Azul.

Algunos recordareis varios de los anuncios de Halo 5 que resaltaban esta parte de la historia. Una caza por toda la galaxia en busca del Jefe Maestro que por razones misteriosas se había rebelado. Una lucha encarnizada entre Locke y el Jefe Maestro.

Bien, pues esto literalmente dura una sola misión y la “encarnizada lucha” es una pelea en forma de cinemática (muy bien hecha, eso si) que no os voy a contar como acaba por evitar spoilers.

La cuestión es que todo lo que el juego prometía a nivel de historia tiene poco que ver con la historia real. La oportunidad de comenzar un nuevo arco después de las revelaciones de Halo 4 se pierde y volvemos a las mismas narrativas clásicas de ciencia ficción que desaprovechan lo rico que es el universo de Halo. No se corre ningún riesgo narrativo.

dudebroEl caso es que la historia es en su mayor parte muy interesante. Volvemos a ver a viejos conocidos del universo, aprendemos algo más sobre la guerra civil que están viviendo los Covenant y sobre los Forerunners, pero algunas de las cosas que se tocaban en Halo 4 han desaparecido, como si no supiesen que hacer con ellas. En un par de momentos del juego nos encontramos con algo que parecen ser los restos de un intento de implementar algo distinto a la clásica formula Halo. Hay varias zonas en las que el juego nos deja caminar libremente por una zona delimitada antes de comenzar una misión y nos pide hablar con ciertos personajes. Es como si nos encontraremos en un hub de misiones de un RPG, pero solamente podemos hablar con 2 o 3 personajes y hacerlo prácticamente inicia la siguiente misión inmediatamente. No se si se supone que hay cosas escondidas en estas zonas, pero son partes que me descolocaron completamente y parecen fuera de lugar, pues no sirven para nada.

Donde el juego realmente luce es en el apartado técnico, sobre todo hacia el final. Gráficamente es espectacular y fluye a 60 fotogramas por segundo constantes. Hay batallas tan densas que te sientes abrumado por todo lo que está ocurriendo en pantalla a la vez y es fácil quedarse un par de minutos disfrutando del escenario.

Las cinemáticas hechas con el motor del juego son de las mejores que he visto y el detalle en las caras de los personajes es increíble. Me encantaría ver una película o serie de animación hecha así.

Las 6 a 8 horas que dura la campaña no se hacen largas ni aburridas. Los combates son divertidos pese a que los enemigos prometheans, que son contra los que más luchamos, se vuelven repetitivos comparados con los covenant. A lo largo de la campaña nos enfrentamos varias veces a un mismo “jefe”. Este combate requiere que usemos a nuestros compañeros como táctica y se hace bastante satisfactorio. Las siguientes veces que nos enfrentamos a este mismo personaje, con intención de hacer el combate más complicado, el juego simplemente multiplica la cantidad de oponentes que hay en lugar de introducirle nuevas mecánicas.

Una de las mayores criticas que recibió Halo 4 es que el final consistía de un QTE en lugar de un buen combate final. Halo 5 arregla esto ofreciendo dos batallas con muchísimos enemigos justo antes del final (sin llegar a darnos un verdadero “final boss”) pero dejando la historia en un cliffhanger al más puro estilo Halo 2, que creo que enfurecerá a bastante gente sobre todo teniendo en cuenta lo que ocurre en esos últimos segundos.

halo53432Lo digo claramente, Halo 5 es un buen juego. Las mecánicas son mejores que las de sus antecesores, gráficamente es sobresaliente y la música vuelve por fin a tener un estilo épico con algunas de las melodías que escuchábamos en las entregas anteriores (y un nuevo tema genial para el equipo Osiris). El verdadero punto débil es la historia y como se cuenta. En un intento de hacer la historia más épica de todos los Halo se han olvidado de hacer que sea fácil de seguir para gente que no está puesta al día en el universo expandido.

Dicho esto, es muchísimo mejor que Halo 4. 343i poco a poco va cogiéndole el gusto a la franquicia y si siguen por este camino Halo 6 puede volver a ser tan grande como las primeras 3 entregas. Personalmente ha revitalizado mi interés en el universo Halo y pese a sus puntos débiles, ha reforzado mi confianza en Microsoft y 343i como nuevos guardianes del Jefe Maestro.

Análisis Halo 5: Guardians
Gráficos. La Xbox One enseña músculo.Música. Vuelve a estar a la altura. Las mecánicas de juego no solo mantienen el nivel, mejoran.
La historia es confusa y está mal contada.La IA de los compañeros.Algunos enemigos se repiten demasiado.
7.5Nota Final